Buscar este blog

Cargando...

lunes, 6 de diciembre de 2010

caso CEMIS: ACUSAN A TORRIJOS

   Seis de once personas que acudieron a la Corte Suprema de Justicia a declarar sobre hechos ocurridos en la Asamblea a finales de dos mil uno, cuando se aprobó  el conocido proyecto del Centro Multimodal, Industrial y de Servicios (CEMIS), señalaron que el exPresidente de la República Martín Torrijos, autorizó que a la bancada perredista se le entregara el dinero, para que aprobaran el proyecto; cuatro negaron ese señalamiento y uno se abstuvo de declarar. El exPresidente en aquel tiempo, era secretario general del Partido Revolucionario Democrático (PRD), no se dio por enterado de esas diligencias: desde el veintitrés de agosto pasado, se giró una orden de indagatoria en su contra, pero sus abogados interpusieron dos recursos que mantienen suspendida estas diligencias. A Torrijos lo investiga la Corte, cuando ocupaba una curul en el PARLACEN y se ordena la reapertura del expediente hace una año. Panamá hace escasos días formalizó su salida del PARLACEN y Torrijos pierde sus fueros, ahora se decide si su caso pasa al Ministerio Público, que investiga a exlegisladores, diputados y ciudadanos particulares involucrados es éste escándaloso soborno. Las seis personas declarantes que han vinculado a Torrijos con los sobornos también señalan a exlegisladores del PRD, Mateo Castillero y Manuel De la Hoz.  Una de esas declaraciones son las que virtió el diputado Carlos Tito Afú, quien junto a Torrijos son hasta ahora los únicos imputados en el expediente que instruye la Corte. Los declarantes se pueden dividir en dos grupos: los que fueron citados por el Magistrado Alejandro Moncada cuando éste era fiscal del caso, y los que acudieron por orden de Abel Zamorano, suplente de Moncada Luna y quien asumió la función de fiscal cuando aquél fue declarado impedido para conocer las sumarias, en setiembre. Moncada tuvo que tomar declaraciones de Carlos Afú, al exPresidente Ernesto Pérez González (Balladares); al exministro Roosevelt Thayer y a los testigos protegidos Gabriel y Uriel. Zamorano llamó a los exlegisladores De la Hoz, Laurentino Cortizo y Héctor Alemán, al ex Cónsul de Panamá en Brasil, Jorge Chandeck, al promotor del CEMIS Joseph Martin Rodin y a la secretaria de la Asamblea Nacional, Tania Franco Del Real. Afú, Pérez González, Thayer, Chandeck y los dos testigos protegidos identificaron a Torrijos como la persona que dio las instrucciones para recoger el dinero del CEMIS y repartirlo a los perredistas.  TORRIJOS A TITO AFÚ: NO ME MENCIONES.  Carlos Afú fue el primero en declarar que Torrijos fue en persona a pedirle que no lo vinculara en el caso. Afú denunció públicamente los sobornos en enero de dos mil dos. No dio a conocer nombres, pero mostró un fajo de cuatro mil dólares, que según él, eran un adelanto de otros veinte mil dólares. Sin embargo, Afú al rendir indagatoria en agosto pasado, acusó directamente a Torrijos, así como a sus excolegas y copartidarios Héctor Alemán, Balbina Herrera, De la Hoz y Castillero.  También implicó a Laurentino Cortizo, legislador de Solidaridad que presidió la Comisión de Comercio en dos mil uno, en la que el CEMIS fuera aprobado en Primer Debate.  Martín Torrijos estaba súper preocupado que se reabriera el caso CEMIS, y tuve una reunión con él, faltando seis días antes de que terminara su mandato como Presidente, y nos reunimos…y allí Martín Torrijos Espino, con la voz muy apagada, que yo no le oía, me pidió que por favor lo ayudara, que si abría el caso CEMIS que lo ayudara en no mencionarlo… El sabe y sabía que la verdad tiene que aflorar y él era, como dije antes, el secretario general del partido en el dos mil uno y era el que mandaba en el PRD, y era el que daba la línea de la bancada. Martín Torrijos estaba preocupado por su conciencia y quiso hablar conmigo para ver cómo yo lo podía ayudar”…   Afú dijo que para finales de diciembre de dos mil uno, fue llamado para que acudiera al despacho de Castillero y allí recibió un sobre con dinero, en presencia de De la Hoz.    Pérez González:   Mientras tanto, Pérez González dijo que él y su amigo Lito Thayer se reunieron con De la Hoz, quien hizo referencia a “un desayuno, reunión o café en la casa de Martín Torrijos, donde le ofrecían hacer lo necesario para calmar su descontento e incluso que fuera a Colón. Si mal no recuerdo, a recoger un dinero, cosa que el aceptó para no entrar en contradicciones con los presentes en esa reunión, y luego me dijo que no fue porque lo habían vuelto a engañar al haber enviado a alguien más allá primero”.  Thayer confirma lo que dijo el exgobernante y añade que De la Hoz le contó que Torrijos lo envió a Colón a buscar el dinero del CEMIS, a lo que se negó, y que al día siguiente “un señor Silvestri”, llevó dicho dinero a la Asamblea Legislativa.   GABRIEL Y URIEL:  Uno de los testigos con el seudónimo Gabriel declaró ante Moncada Luna y dijo lo siguiente: “Participé y quiero dejar en claro que alrededor del mes de noviembre de dos mil uno, se me acercó a un despacho de la Asamblea Legislativa, la entonces legisladora Balbina Herrera Araúz, llorando porque se estaba formando un lío con relación a un dinero que se le había entregado a Martín Torrijos Espino y Manuel De la Hoz se quejaba que a él lo habían guindado, o sea lo habían cruzado de recibir una parte de ese dinero y que él iba a hablar.” Uriel otro testigo corroboró lo antes dicho por Gabriel.  Chandeck:  Zamorano citó a Jorge Chandeck, porque Thayer dijo que él (Chandeck) sabía de los pagos a favor del CEMIS y sacó a relucir detalles que supuestamente sabía De la Hoz. “Los dueños del proyecto CEMIS le habían entregado a Héctor Alemán y Laurentino Cortizo tres millones de dólares y que ese dinero fue transportado a República Dominicana por un avión privado que le mandó Torrijos desde éste último país y que no era verdad que él iba a votar por un proyecto de Ley como el CEMIS para que Martín y tres de sus amigotes se repartieran los mameyes”. Dijo Chandeck, de acuerdo a datos que, según él le suministró De la Hoz. Chandeck quien ocupó cargo de Cónsul en el gobierno Pérez González (mil novecientos noventa y cuatro y mil novecientos noventa y nueve), también declaró que cuando el dinero llegó a Panamá, De la Hoz le dijo que “lo fueron a recoger a la residencia de Torrijos, Mateo Castillero y el secretario del legislador Miguel Bush, de apellidoSilvestri”.v  De la Hoz: Cuando le toca el turno a De la Hoz, éste no dudo en ripostar todos los señalamientos en su contra. “Afú vive en un país democrático y puede decir lo que quiera. Yom no vi ningún sobre, ni estuve en ningún lugar, ni sé de lo que él ésta hablando.”, dijo.  Negó que él le haya dicho a Afú que él sabía que “el dinero del CEMIS salió de la casa de Torrijos” y Pérez González y Thayer, también mintieron. De la Hoz ha sido careado dos veces por la Corte en relación con el caso CEMIS. Primero con Chandeck, señaló que nunca trató éste tema con el exCónsul y que éste faltó a la verdad. Luego, también negó haber participado de los sobornos en el cara a cara que tuvo luego con Afú. Otro testigo que dijo no saber nada fue Tania Franco del Real, quien laborara en mil uno en la Asamblea. La funcionaria fue mencionada por Gabriel, el testigo protegido, quien afirmó que ella conocía sobre cómo se repartió el dinero.  Ella sólo se limitó a decir que lo que sabía del caso, era porque se había enterado por televisión. Cortizo también lo negó todo y recordó que cuando presidió la Comisión de Comercio y le tocó dirigir el Primer Debate para aprobar el CEMIS, se hicieron sustanciales reformas al proyecto original por considerar que su verdadera versión era “leonina”. También negó haber viajado con Alemán a Cuba para recoger el dinero.  El exlegislador Alemán también negó las acusaciones que se le hicieron. El único de los testigos que prefirió acogerse al artículo veinticinco de la Constitución- para no declarar en su contra- es el empresario Rodin, uno de los promotores del CEMIS.  El pasado sábado, Torrijos denunció que desde el Órgano Judicial, se pidió a sus abogados que no hicieran comentarios sobre el caso. “A mí no me va a callar nadie, ni me van a amarrar las manos para defenderme”. Dijo.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada